Nuevas Perspectivas en la Cerámica Nicaragüense

Las cerámicas de Nicaragua son famosas por su hermosa decoración, el uso de colores fuertes e iconografía detallada. Desde finales del siglo XIX la cerámica ha sido empleada para la construcción de la cronología, y además para especulaciones sobre interacciones culturales con los vecinos de Mesoamérica y América del Sur. Sin embargo, relativamente poco ha sido investigado para conocer los fundamentos de la manufactura de la cerámica, que podrían permitir un uso más amplio de estos artefactos ubiquos para la interpretación arqueológica.

Una excepción importante es el Proyecto Cerámica de la Gran Nicoya de las décadas de 1980 y 90, conducido por Ronald Bishop y Frederick Lange, quienes colectaron y analizaron mil fragmentos de todas partes de la región, para postular varios centros de producción.

Recientemente, investigadores de la Universidad de Calgary han aumentado esta base de datos, incorporando técnicas como la petrografía de secciones delgadas, análisis por activación de neutrones y difracción de rayos X para comprender mejor la composición mineral de la cerámica, y así inferir redes de intercambio regional.

    

Petrografía por secciones delgadas

La petrografía utiliza una sierra de diamante para cortar secciones delgadas de fragmentos de cerámica. Cuando se montan para el análisis microscópico éstos revelan las inclusiones minerales dentro del cuerpo de arcilla. Las inclusiones se refieren a las ‘recetas’ de alfarería que tienden a ser únicas para diferentes comunidades de producción, ofreciendo así una oportunidad para inferir métodos de manufactura y patrones de intercambio antiguo. La petrografía también provee un medio cuantitativo para el análisis basado en tamaño, morfología, y material de desgrasantes para hacer comparaciones empíricas. Por ejemplo, se puede informar sobre los procesos especializados de manufactura.

Análisis por activación de neutrones

La irradiación de cerámica en polvo produce indicación de los elementos de la arcilla por los neutrones emitidos. Este análisis se ha realizado en colaboración con el Dr. Ronald Bishop del Instituto Smithsoniano. Es especialmente útil para la identificación de regiones de alfarería, ya que se enfoca en la matriz de la cerámica misma. Como ejemplo, indica los orígenes de distintos tipos de cerámica, como el complejo de engobe rojo producido en la región de Granada.

Difracción de rayos X

El análisis por difracción de rayos X se basa en la teoría de que distintos minerales tienen planos cristalinos únicos que existen en la matriz de arcilla. Proyectando rayos X en la cerámica en polvo, los rayos X difractan en una pantalla y el ángulo de difracción indica los minerales encontrados. Esta técnica revela la composición de la cerámica y es otra manera de caracterizar diferentes tipos de cerámica. Se ha utilizado para demostrar la tremenda variabilidad de sitios de producción en el Pacífico de Nicaragua.

Por Geoffrey McCafferty y Carrie Dennett, University of Calgary y Mi Museo.