Cronología

Representación de las capas estratigráficas y sus artefactos correspondientes.   Representación de las capas estratigráficas y sus artefactos correspondientes.  

Un objetivo fundamental de la investigación arqueológica es saber que tan viejas son las cosas, ya sea términos absolutos (por ejemplo, una rango de fechas) o en términos relativos (es decir, algo es más viejo que o más joven que). Varias técnicas han sido desarrolladas para interpretar la cronología, desde las de sentido común (las cosas enterradas más profundamente son más antiguas que las que están más arriba), hasta métodos altamente técnicos involucrando la física nuclear avanzada.

Estratigrafía

La comprensión de que los depósitos más profundos tienden a ser más viejos deriva de los estudios geológicos más tempranos, y se introdujo por primera vez en la arqueología en el siglo XIX. Esto proporciona una cronología relativa que va desde los depósitos más temprano a los más tardíos. En los estudios arqueológicos tempranos esta técnica fue usada para caracterizar secuencias culturales tales como la Edad de Piedra, luego la del Bronce y después la del Hierro. 

Seriación

Otra técnica utilizada para interpretaciones relativas es la seriación de artefactos, que agrupa a los más similares como opuestos a los más diferentes, basados en la teoría de que el cambio en los estilos evolucionó a través del tiempo. Este método es usado en las cerámicas de Nicaragua para distinguir tipos diferentes, para luego ordenarlos a través del tiempo. Cuando la seriación es calibrada con fechas absolutas se vuelve un método muy eficiente y económico para identificar con textos arqueológicos por períodos. 

Seriación de cerámica nicaragüense

La cerámica más antigua de Nicaragua corresponde al período Tempisque (500a.C. –300 d.C.). Los tipos diagnósticos incluyen Bocana Inciso, Espinoza de Bandas Rojas, Rosales Esgrafiado Negro sobre Rojo, Schettel Inciso, y Usulután Negativo. 

   

En el período Bagaces (300 a 800d.C.) la cerámica continuó siendo engobada en rojo, con decoración en negro y a veces en blanco.

   

Cambios dramáticos ocurren en la cerámica del período Sapoá (800 – 1250 d.C.) con la introducción de cerámica policromadas obre engobe blanco, y también el uso de urnas en forma de zapato. 

Fechamiento absoluto

EL fechamiento absoluto da una fecha en términos de nuestro calendario actual, aunque en algunos casos es solamente un rango de fechas. Los calendarios indígenas Maya y Mixteco, por ejemplo, registraban fechas hasta un día específico – las fuentes históricas sugieren que los nicaragüenses antiguos emplearon un calendario similar pero la evidencia ha desaparecido. El fecha miento por los anillos de los árboles, conocido como dendrocronología, también puede dar fechas relativamente a de cuadas basadas en el cambio climático, pero el medio ambiente tropical nicaragüense no permite la preservación de la madera para utilizar este método.

  

Sistemas calendáricos de los Mixtecos y Mayas. 

Fechamiento por radio carbón

El método más comúnmente utilizado para fechamiento absoluto utiliza la velocidad de desintegración de los átomos de carbono radio active (C14), cuya vida media es de 5730  años, para estimar el tiempo transcurrido desde que un organismo murió. La madera carboniza da es el material más común para éste método. Cuando un árbol muere termina su consumo de dióxido de carbón y comienza la desintegración del carbón radioactivo. Al medir la proporción de desintegración en una muestra antigua, se puede estimar un rango de fechas desde que el árbol murió. Esto puede proveer un rango de entre 100 años del evento actual.

   

Innovaciones en la cerámica fueron introducidas en el período Ometepe (1250 -1525 d.C.) en adición a la continuidad de los tipos del período Sapoá.